La pandemia forzó al cuidado de la salud mental a ser virtual. El resultado del brote reveló un antídoto para los estigmas predominantes en las comunidades latinas.

By Sujata Dand - junio 8, 2022

West Dallas

Share this Post

La psicóloga clínica Mara Estrada se está preparando para ver a su tercer cliente del día en el Brother Bill’s Helping Hand en West Dallas.

Se instala con su computadora en la oficina de cuidado de salud mental. 

“Todos estuvimos pasando por un trauma y ansiedad,” ella explica. “El trauma que uno ya tenía, la pandemia ocasionó que reventara.”

Antes de la pandemia, dice director de clínica Iván Esquivel, que normalmente tenían como 500 visitas al año. El año pasado tuvieron 1,600. foto por Corrie Aune

Brother Bill’s Helping Hand ha estado ofreciendo servicios gratuitos para la salud mental para este vecindario latino desde el 2014. Antes de la pandemia, dice el director de clínica Iván Esquivel, que normalmente tenían como 500 visitas al año. El año pasado tuvieron 1,600.

“Hubo una crisis de salud sucediendo, ¿correcto? Entonces nos cambiamos a telehealth,” dice Esquivel. “Lo que nos dimos cuenta era que estábamos viéndolos en sus casa y empezamos a ver a más gente porque sabían que no iban a tener que venir.”

El aumento en los servicios de salud mental para la depresión y ansiedad refleja tendencias nacionales. Sin embargo, Esquivel dice que estuvo sorprendido al ver el número de latinos que buscaban ayuda para la salud mental porque sigue siendo considerado un tabú en la comunidad latina.

“Esta comunidad es muy unida. Todos saben de todos. Entonces, siempre hay esa vergüenza,” él dice. “Desde niños hemos tenido la idea que si hablas de la salud mental, eres débil.”

Mara Estrada es una psicóloga clínica que primitivamente atiende a sus clientes en Brother Bill’s Helping Hand en West Dallas. Foto por Sujata Dand.

Buscando maneras de superar este obstáculo cultural no es fácil, pero Estrada dice que viendo a pacientes en línea ha ayudado. Ella dice que puede ver a clientes en su tiempo de ellos— los adultos no tienen que estar saliéndose del trabajo y los niños no tienen que salirse del colegio.

Related Article  Los videos de West Dallas 1 simplifican los planes de seguridad para el regreso a la escuela

“Estamos trabajando con muchas escuelas. Tengo que pedir permiso para poder usar un salón. Un estudiante puede traer su tableta, y pueden regresar a clase después de la sesión.”

En West Dallas, un cuarto de la gente vive en la pobreza, conforme a Healthy North Texas. Transportación, comida y el cuidado de la salud no son garantizados en el código postal de 75212. Entonces, encontrando maneras innovadoras para cumplir las necesidades de la comunidad siempre ha sido parte de la misión de Brother Bill. La organización ha estado trabajando en West Dallas por más de 75 años. 

Ivan Esquivel es el director clínico de Brother Bill’s Helping Hand. Él dice que agregando servicios de telehealth para la salud mental ha ayudado a clientes en la comunidad latina sobrepasar el estigma de buscar ayuda para cuando uno tiene depresión, ansiedad y trauma. Foto por Sujata Dand.

“Estas comunidades están empobrecidas. Brother Bill está en medio de un desierto de comida. El lugar más cercano para sólo conseguir comida fresca es más allá del Walmart,” dice Esquivel. “Hay muchas barreras para estas familias.”

Normalmente, cuando una persona viene a Brother Bill ‘s, termina recibiendo ayuda en diferentes aspectos de su vida.

Los programas de Brother Bill incluye un super mercado gratuito, donde la gente tiene acceso a comida saludable; acceso a cuidado de la salud para los que no tienen seguro de salud; y programas educativos que incluyen clases de inglés, cursos de computación y programas de fitness.

Uno de los clientes de Estrada es una niña de 10 años. Cuando su padre vino a la clínica, él estaba muy preocupado por su hija por qué se dormía debajo de la cama. La madre de la niña recientemente se había ido de casa, y su padre trabajaba todo el tiempo.

“Se la pasaba todo el tiempo debajo de su cama, y eso era una señal de depresión. Solo quería dormir y comer, pero no había comida en la casa,” dice Estrada. “Cuando su padre llegaba a casa, iban los dos diario a CiCi ‘s pizza.”

Related Article  Reparaciones gratuitas para el hogar más una congelación de impuestos disponible para cientos en West Dallas

Estrada dice que para la niña, se enfoca en psicoeducación, pero también en ayudarla a desarrollar habilidades para la vida.

“Al tu mamá irse, no es tu culpa,” explica Estrada. “Tenemos que trabajar en ese trauma. Tenemos que trabajar día a día.”

Estrada usó la cocina en Brother Bill’s para enseñarle a una niña a cocinar platillos saludables. La familia también se inscribió para empezar a recibir comestibles gratuitos de la tienda.

“Ella se estaba emocionando porque estaba aprendiendo nuevas habilidades, y se sentía empoderada,” dice Estrada.

La clínica de la salud mental perdió un consejero al principio de este año, y ahora solo tienen dos terapeutas. Estrada es la persona que la gente ve más. Los fondos para la posición de Estrada está para terminar a finales del 2022. Esquivel dice que Brother Bill’s harán todo lo posible en su poder para mantener la posición de Estrada. Él dice que ella ha construido mucha confianza dentro la comunidad y que eso no es fácil de obtener.

“En las comunidades latinas, debe de haber confianza,” dice Esquivel, “Nosotros trabajamos para 91 códigos postales. Ellos conocen a Mara. Ellos conocen nuestra comunidad. La confianza tiene que ver mucho con eso.

La mayoría de los clientes ven a Estrada como por 20 sesiones, pero aun así Brother Bill’s tiene una lista de espera de gente, Estrada dice que sus clientes siempre son bienvenidos para regresar.

La niña de 10 años y su padre continuaron tomando terapia por varios meses, pero luego pararon. Sin embargo, la niña recientemente ha regresado. 

“La puerta siempre estará abierta.” dice Estrada.

Related Article  Los vecinos de West Dallas bloquean los planes de Megatel para cientos de casas adosadas y apartamentos

Brother Bill’s se asocia con The Center for Integrative Counseling and Psychology para ofrecer terapia a los clientes que lo necesiten. The Center creó el Partnership for Accessible Counseling and Training (PACT) en el 2014. Ahora ya tienen 11 socios de PACT en 13 locaciones. Brother Billy’s es uno de los tres en West Dallas; los otros son Wesley-Rankin Community Center y West Dallas Community School.

Para agendar una cita, contacta el programa de PACT. The Center puede ser contactado al 214.526.4525.

Share this Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *