Tres organizaciones sin fines de lucro de South Dallas se unen para combatir la escasez de pañales causado por COVID-19

By Keri Mitchell - abril 8, 2020

South Dallas

Share this Post

La línea de autos en frente del Park South YMCA se extendía a lo largo de Metropolitan Avenue hasta la Interestatal 45, donde los vehículos esperaban hasta en la carretera. Otra línea de autos que se dirigía hacia el YMCA retrocedió por bloques en Malcolm X Boulevard.

Los pasajeros esperaron, paciente y agradecidos, para los pañales y toallitas Phillipa Williams y Shawana Carter había acumulado. La organización sin fines de lucro de Williams, I Look Like Love, generalmente reparte 12,000 pañales durante sus eventos mensuales de South Dallas WIC. Ella sabía que la demanda sería mayor en este caso, antes de que los automóviles comenzaran a alinearse.

«La realidad es que la necesidad para pañales es intenso como la necesidadpara el papel higiénico,» dice Williams.

El condado de Dallas había declarado el estado de emergencia dos semanas antescuandoaumentaron loscasosdel nuevo coronavirus.Williams contactó a Carter, cuya organización sin fines de lucro Carter’s House ofrece ropa para niños y artículos para bebés a las familias desde su oficina central en el Martin Luther King Jr. Community Center. Las dos mujeres se habían unido anteriormente para organizar boutiques de bebés emergentes para padres solteros, y decidieron enfrentar la pandemia de frente en otro esfuerzo conjunto.

Se dirigieron a Hope Supply, el proveedor de pañales más grande de Texas, y solicitaron la asignación mensual máxima. Otros seis palets vinieron de World Mission gracias a la ayuda de Froswa’ Booker-Drew, el vice presidente de asuntos comunitarios y alianzas estratégicas de la Feria Estatal de Texas, que trabaja con organizaciones sin fines de lucro de South Dallas para desarrollar capacidades y fomentar la colaboración.

Se suponía que el evento del viernes 27 de marzo tendría lugar de 10 a.m. a 1 p.m., pero «comenzamos alrededor de las 9:20 porque la multitud era muy grande,» dice Carter. “Terminamos a las 11.”

Distribuyeron más de 15,000 pañales a más de 300 familias, con autos aún alineados por bloques. Cuando se dieron cuenta de que estaban a punto de acabarse, Williams y Carter comenzaron a caminar a lo largo de Metropolitan y Malcolm X para informar a la gente.

“Todos dijeron: ‘Muchas gracias por hacer esto. ¿Lo volverás a hacer?’ No encontré a nadie que estuviera enojado, incluso cuando tuvimos que decirles que estábamos fuera,” dice Carter. «Por tan lleno como estaba, por tanta gente y tanto tiempo unas personas esperaron, fue un buen día.»

La parte más difícil fue no poder tocar a nadie. Williams y Carter decidieron de antemano que sería un evento drive-through para la seguridad de todos, y «nos salvó,» dice Carter.

«Si hubieras estado fuera del auto, habría abrazado a alguien,» dice ella. «Alguien siempre va allorar, y siempre queremos con solarnos.»

Las realidades de COVID-19 llevaron a Williams y Carter a buscar otro socio, Tavian Harris de Seasons of Change, con oficina central en Arlington, para que las familias que reciben pañales y toallitas puedan inscribirse para servicios adicionales más allá del evento.

Harris dice que está viendo un aumento de necesidades entre “los trabajadores pobres — no sólo aquellos por debajo de la linia de pobreza, pero aquellas familias que gana $6 a $10 por hora demasiado por agarrar cupones de alimentos. Las personas que se habían puesto de pie ahora están luchando otras ves.”

El centro de admisión de Seasons of Change normalmente atiende a hasta 25 clientes por día; ese número ahora supera 50. Harris y su personal están ayudando a las familias a establecer Medicaid y cupones de alimentos a través de llamadas telefónicas y Facebook. Su almacén, normalmente abastecido con muebles, ropa de cama, sábanas y otros artículos para el hogar, está «medio vacío,» dice ella.

El cliente promedio de Seasons of Change tiene de cuatro a cinco hijos, generalmente con dos o tres en pañales, dice Harris. La tensión financiera de COVID-19 significa que algunas familias ya no pueden pagar su suministro de pañales, dice Williams, y el virus al mismo tiempo está provocando que otros, que pueden pagarlo, acumulen suministros.

«La realidad es que, en las mejores circunstancias, las sensibilidades naturalmente aumentarán,» dice Williams, expresando su preocupación por los niños en medio del aumento del estrés de sus padres.»Sabemos que no podremos atender a todos, pero si podemos minimizar esas dos cosas, entonces podemos hacer algo para la comunidad.»

Las tres mujeres anticipan más necesidades en medio de COVID-19 y sus consecuencias. Williams y Carter han aumentado sus inventarios de pañales y toallitas para proporcionar caras nuevas y familiares. Ellos necesitan ayuda, y están recibiendo alguna dentro de la comunidad: Los miembros de una iglesia de South Dallas donaron pañales después de una petición hizo las rondas. Un antiguo cliente de I Look Like Love incluso trajo una bolsa grande de pañales que su bebé no podía usar.

Carter’s House, uno de los pocos proveedores de uniformes escolares en South Dallas, atiende a unos 700 niños anualmente, y Carter cree que ese número puede duplicarse o triplicarse este año.

«Ya nos estamos preparando para los efectos residuales cuando esto vuelva a la normalidad,» dice ella, «porque muchas personas no están trabajando.»

Brindar más servicios requerirá más fondos y más trabajo. Las mujeres saben que están mejor trabajando en equipo que solas. Durante nuestra entrevista de Zoom, hablaron ideas e intercambiaron actualizaciones para ayudarse mutuamente en sus respectivos esfuerzos.

Booker-Drew está animando la colaboracion y empujando a todos sin fines de lucro de la comunidad a NorthTexasCares.org, formadas recientemente por 20 fundaciones de área y United Ways de responder a las necesidades urgentes de las organizaciones no lucrativas durante COVID-19.

Las grandes organizaciones no lucrativas tienen “la gente en sus equipos que pueden hacer [investigación y desarrollo] y pueden articular su mensaje, pero cuando tienes estas organizaciones no lucrativas más pequeñas que están haciendo el trabajo, les han penalizado porque ellos no tienen esas cosas,» dijo Booker-Drew durante una reciente discusión virtual de Social Venture Partners Dallas. «Es importante en esta temporada reconocer eso y asegurarnos de que estamos aplicando una lente de equidad, sabiendo que ha habido una desventaja para poder competir.»

Su temor es que la magnitud del desastre de COVID-19 podría presionar tanto a las organizaciones pequeñas que se hundirían, lo que devastaría a las comunidades a las que sirven. Trabajar juntos ayuda a protegerlos con una «red de seguridad de relaciones y recursos,» dice Booker-Drew. Ella recientemente lanzó el sitio web ServeDFW.org para que las organizaciones sin fines de lucro pequeñas y medianas que apoyan a familias de bajos ingresos puedan conectarse más fácilmente con la Ciudad de Dallas, los financiadores y donantes, y entre sí mismos mientras responden a las necesidades de COVID-19.

Carter, Harris y Williams parecían cansados pero determinados en una reciente llamada de Zoom. Las historias de cómo llegaron a sus organizaciones sin fines comparten similitudes, tanto porsus experiencias personales pasadas les permiten relacionan con su actual clientes, y debido a que cada mujer cree que su sin fines de lucro nació de la llamada de Dios en su vida.

Es su fe compartida la que los sostendrá a través de los desafíos desconocidos que se avecinan, ellas dicen.

«Para poder ser elegidas para servir en este momento, Dios nos está confiando mucho,» dice Harris. «Nos confía la vida de las personas.»

Como ayudar

El dinero donado a I Look Like Love se destinará a la compra de pañales con descuentos. También están aceptando donaciones de toallitas y pañales, especialmente de tamaños más grandes. Visite ilooklikelove.org o envíe un correo electrónico a letsconnect@ilooklikelove.org.

Solo $25 le permite a Carter’s House comprar un uniforme para un niño necesitado. También aceptan nuevos calcetines y ropa interior para niños de todos los tamaños. Visite cartershouse.org o envíe un correo electrónico a request@cartershouse.org.

Seasons of Change está recibiendo donaciones de artículos de limpieza y nuevos artículos para el hogar, especialmente asientos para automóviles, cunas y otros artículos para bebés. Las donaciones monetarias pueden enviarse a través de Paypal. Visite seasonsofchangeinc.com o envíe un correo electrónico a info@seasonsofchangeinc.com.

¿Necesitas ayuda?

Suscríbase al boletín de I Look Like Love en ilooklikelove.org/contact para recibir notificaciones de futuras distribuciones de pañales. Los eventos requieren preinscripción. Las familias en crisis extrema pueden solicitar asistencia de emergencia en ilooklikelove.org.

Traducción de David Silva Ramirez


Share this Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    X