Circuit, un servicio de transporte, le da a residentes del Oeste de Dallas una nueva opción para viajar

By Sona Chaudhary - agosto 23, 2021

West Dallas

Share this Post

Circuit service car.
Circuit proporciona viajes en el Oeste de Dallas sin costo alguno, con un servicio gratuito financiado por anuncios y Toyota Mobility Foundation. Fotografía de Nitashia Johnson.

El cofundador de Circuit, Alexander Esposito, dice que la compañía de viajes compartidos decidió no anunciar sus servicios para que la demanda sea manejable. Sin embargo, no es difícil notar la flotilla de vehículos eléctricos en el Oeste de Dallas: Estos llevan marcos rectangulares con tres ventanillas grandes sobre tres puertas. El carro entero está cubierto con colores pastel de una campaña de publicidad de otra compañía.

Circuit es una compañía de transporte compartido con un enfoque híper local de viajes para recorrer la “última milla”. Esto significa que restringen su servicio a áreas con un rango de 3 millas y su objetivo principal es conectar a personas con otros sistemas de transporte, como trenes y autobuses.

Durante el último año, la compañía ha brindado servicios a la mitad oriental del Oeste de Dallas para cerrar las brechas en el transporte masivo entre la estación del centro Eddie Bernice Johnson Union Station, Trinity Groves, tiendas, escuelas, estaciones de autobuses y más.

Circuit tiene una misión basada en la sustentabilidad, y opera exactamente como otros servicios de transporte compartido donde uno los puede llamar en la calle o agendar para que lo recojan con compañías de reservación de viajes. En contraste con Uber o Lyft, que contratan a conductores y estos últimos usan sus propios automóviles, Circuit es dueña y opera su propia flotilla de vehículos eléctricos. También da empleo de tiempo completo a todos sus choferes. Los viajes se pueden solicitar con una app desde cualquier parte dentro del área de cobertura de Circuit, y estos, para ser más eficientes, también hacen viajes compartidos al conjuntar a distintos pasajeros que vayan en la misma dirección. El servicio opera de lunes a viernes, desde las 7 a.m. hasta las 7 p.m.

La meta de Circuit es reducir la congestión vehicular en las ciudades haciendo que la gente deje de usar sus automóviles para viajes cortos, fomentando que los visitantes solo se estacionen una vez, y vinculando a la gente con los centros de transporte masivo ya existentes. La máxima velocidad con la que circulan estos carros es de 35 millas por hora y la distancia promedio en los viajes es de alrededor de una milla.

Típicamente, Circuit opera sus servicios de transporte en un radio de 3 millas de distancia. Su área de cobertura en el Oeste de Dallas abarca la mitad este de esta zona de la ciudad, la cual llega a Westmoreland Road, Canada Drive y la Interestatal 30, e incluye algunas extensiones para llevar a pasajeros a centros de transporte importantes. Imagen, cortesía de Circuit.

Esposito dijo que, al parecer, la pandemia del coronavirus no limitó el servicio durante su lanzamiento en el Oeste de Dallas. Los choferes utilizaron equipo de protección personal, y las filas de asientos estaban separadas con mamparas. Mientras que la agencia de Tránsito Rápido del Área de Dallas (DART, por sus siglas en inglés), el sistema de tren ligero más grande del país, reportó una caída drástica de usuarios, resultando en servicios reducidos, Circuit percibió un incremento en su utilización.

Actualmente, Circuit transporta a más de 1,100 pasajeros en el Oeste de Dallas cada semana. Y su uso va en aumento. Durante los primeros dos meses después de su lanzamiento, el número de viajes aumentó alrededor de 144%. Su flotilla también está creciendo, incorporando más carros y un vehículo accesible para personas con discapacidad.

Jesse Landry, es el cofundador del servicio de transporte Ryde, el cuál se asocia con Circuit. Él encontró que la pandemia exacerbó la necesidad de las comunidades conforme la vida de la gente fue cambiando.

“La retroalimentación ha sido alentadora”, dijo Landry. “Cada vez que vengo [al Oeste de Dallas], recibo con frecuencia cartas de agradecimiento escritas a mano. Especialmente desde que el coronavirus tiene a personas preocupadas sobre cómo se van a mover en la comunidad. Recibo cartas que dicen ‘Gracias por conseguir que mis hijos vayan a la escuela. Esto reduce el estrés’”.

Casi todos los choferes del servicio viven en el Oeste de Dallas, y muchos pasajeros los conocen por nombre. Circuit fue el primer trabajo como chofer de Jakwan Riddick, y acostumbrarse a un vehículo eléctrico le tomó tiempo. Sin embargo, dice que ama su trabajo.

Jakwan Riddick
Jakwan Riddick es uno de los choferes de Circuit que viven en el Oeste de Dallas. Él cree que la libertad para moverse es transformativa para su comunidad. Fotografía de Nitashia Johnson.

“Yo vivo en el Oeste de Dallas, así que, como todos los demás, cuando empecé a ver [vehículos de Circuit], me dije ‘Guau, ¿qué es esto?’ Pasé de hablar con Jesse un día a que él me enseñara cómo funciona esto, y luego yo estaba manejando”, dijo Riddick. “De hecho, yo le estaba enseñando cómo moverse por aquí, porque yo vivía aquí y él no”.

El vehículo no tiene aire acondicionado, sin embargo entra mucho viento por las altas ventanas. Riddick recogió a un grupo de niños grandes de un centro comercial. Ellos estaban animados por las vacaciones escolares. Y él es infinitamente paciente mientras ellos se organizan y van de un lado para el otro para subirse al vehículo. Se bajaron en un patio de juegos con grandes sonrisas.

Riddick dice que él ve a muchos niños. Él los lleva a la escuela en las mañanas y luego a sus lugares favoritos para pasar el tiempo en las tardes. Circuit también los lleva a la iglesia por bocadillos gratuitos y a casas de sus amigos. La libertad de la movilidad es transformativa para la comunidad, dice.

Circuit inició en 2011 como un servicio de transporte entre estacionamientos y playas en East Hampton, en Nueva York. Desde entonces ha crecido para ser una compañía de alcance nacional, con presencia en ciudades ubicadas a lo largo de ocho estados; desde California hasta Massachusetts. Sus aplicaciones son amplias: Circuit ha servido en los centros de ciudades y áreas metropolitanas, ciudades con playas, centros comerciales con áreas alejadas e incluso a equipos deportivos que buscan reemplazar su transporte durante un día de partido.

Mientras que tener socios de publicidad fue el método original para conseguir ingresos, estos no son consistentes. Algunas compañías solo estarán en un área durante algunos meses en cada instancia. Un mes atraen suficiente capital para expandir la flotilla de carros, pero después puede suceder que se necesite que un servicio entero se termine mientras esperan al próximo anunciante.

Jakwan Riddick takes a passenger to his destination.
Jakwan Riddick deja a un pasajero en Lakewest Assisted Living, una de las residencias en el Oeste de Dallas de la Autoridad de Vivienda de Dallas. Fotografía de Nitashia Johnson.

Circuit consiguió entrar al Oeste de Dallas a través de una colaboración con Toyota Mobility Foundation. Los esfuerzos filantrópicos de Toyota tienen una presencia grande en el Oeste de Dallas; actualmente están financiando becas escolares locales y una escuela imán, entre otros programas vecinales. La fundación estaba en la búsqueda de una solución para las brechas en los servicios de transporte y problemas ambientales cuando conocieron a los fundadores de Circuit en una conferencia.

“Nuestro servicio y nuestra tecnología están diseñados para incrementar los pasajes en una flotilla compartida y controlada que priorizan las necesidades de la comunidad, pero también complementan las opciones de transporte existentes”, dijo James Mirras, cofundador de Circuit. “De esta forma, todas las opciones funcionan de forma más productiva. Y al final de cuentas, el sistema de transporte es más accesible y sustentable”.

Estos valores se alinean con lo que estaba buscando Toyota, explica Mirras. Y ellos sirvieron como los inversionistas principales en el lanzamiento del programa piloto de Circuit en el Oeste de Dallas. Toyota continúa financiando el servicio, y aunque Esposito dice que no pueden revelar los detalles financieros de un contrato privado, él dice que Circuit cuenta con un programa similar con agencias públicas cuyo costo es de $2.83-$5 por pasajero.

Ahora, Circuit está buscando su próxima fuente de financiamiento.

Ellos creen que el futuro podría ser asociándose con la ciudad, lo cuál suele crear contratos de varios años que le permiten a la compañía tener un crecimiento estable. El modelo ha funcionado bien en ciudades como San Diego, donde Circuit ha operado flotillas de vehículos desde el 2014. La compañía sigue buscando financiamiento a largo plazo en el Oeste de Dallas, pero están entusiasmados por quedarse en la comunidad.

“No estamos aquí para contar una historia bonita y luego irnos”, dijo Landry.


Share this Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    X